Exposición actual

Gorka Larrañaga

"Lo común y lo mutante. Superposiciones del presente"

 

9 de julio - 31 de agosto 2021

Gorka Larrañaga.jpg
1/0

La actual condición global nos ha obligado a hacer una pausa y observar detenidamente nuestra situación psíquica, física y emocional. Curiosamente, Gorka Larrañaga elabora un tratamiento similar de la imagen al hacer reconocimientos detallados de los elementos pictóricos que genera. Su pintura es pintura más allá del manejo técnico, pues la atiende como quien descifra sus códigos, esto le permite establecer narraciones e imaginarios particulares valiéndose de materiales comunes que refuerzan la sensación de mutación. Y es que, un efecto colateral de la pandemia sin duda se relaciona con nuestra propia transformación y la actitud que tomamos ante esos cambios y giros de timón.

 

Lo común y Lo mutable. Superposiciones del presente plantea un espacio para encontrarse y tratar todo aquello que nos acompaña: las irreverencias, realidades, deseos, malestares o aspiraciones. Una estrategia posible de atender esos aspectos invisibles es haciendo un ejercicio minucioso de percepción. Por lo tanto se trata de repensar nuestras propias mutaciones, de entender que lo común se conforma de muchas capas integradas a un todo, para así, reflexionar y valorar los esfuerzos que hacemos. Es decir, reconciliarnos con nuestro particular collage vital. Para ese cometido Gorka recurre a estrategias de transposición, juegos entre planos incorporando objetos con diferentes temporalidades para materializar sus exploraciones creativas que nos increpan.

 

La obra que verán aquí nos habla de la necesidad de retomar la ilustración/imagen asumiendo los múltiples niveles de comunicación posibles entre el lenguaje pictórico, el emocional o el onírico. Un ejemplo de esta interacción sucede cuando Gorka respeta las manchas que surgen en el lienzo al aplicar barniz o pintura para después aprovecharlas dentro de la composición, si lo pensamos, esa acción es equiparable a cuando evocamos un recuerdo, la “mancha” en el lienzo sería el acontecimiento que nos marcó y que retomamos para construir una nueva “imagen”, o como definimos en el título superposiciones del presente que nos hacen ser quienes somos.

 

​Mónica Galván